Néstor Moiraghi, experimentado defensa central, campeón de la Copa de la Superliga Argentina, será el hombre que ponga el buen trato de balón, la salida y la calma en la defensa canaria. El trasandino de 35 años se sumó ya a la pretemporada, para aportar en el campeonato 2021 de la Primera B. Su objetivo es subir con San Luis.

Además, la dirigencia quillotana contrató los servicios de Claudio Mosca, volante argentino de 29 años, surgido de la cantera de Arsenal de Sarandí y con último paso en San Martín de Tucumán. Ambos esperan afirmar los bloques posteriores del elenco canario y darle una alegría a los hinchas que esperan lograr el ascenso a Primera A del fútbol profesional.