El dormitorio es uno de los espacios más importantes de una casa. Es allí donde descansamos y reponemos energías para el siguiente día, por lo que debe reunir una serie de condiciones que lo hagan agradable y relajante.

En La Cruz Inmobiliaria, por ejemplo, la mayoría de nuestros proyectos cuenta con ventanas termopanel en los dormitorios, ya que permiten una mejor aislación acústica y térmica en las zonas de descanso de la familia.

A continuación te damos algunos consejos y recomendaciones generales que puedes aplicar para que tu dormitorio y el de tus hijos sea un lugar al que quieras llegar cada noche.

1.- Mide antes de comprar muebles

Para decorar y organizar tu dormitorio requieres una planificación previa, que involucra medir y tener total claridad respecto de las dimensiones de la habitación, así como del tamaño de los muebles que podrías incorporar. Considera los espacios de tránsito, que deben ser lo suficientemente amplios para que pases entre la cama y un muro o entre la cama y un closet, por ejemplo.

2.- Potencia la luz natural

Para disfrutar de tu dormitorio no solo en las noches, debes cuidar la luz natural que recibe y que ingresa a la habitación. Ésta aporta condiciones óptimas, por ejemplo, para la lectura o simplemente para un momento de descanso diurno. Para aprovechar la luz natural, no impidas su ingreso, por lo que debes usar tejidos ligeros en las ventanas y pintar las murallas de colores claros, especialmente blanco y sus variaciones. Además, el uso de mobiliario bajo contribuirá a este objetivo.

3.- Usa la regla 60-30-10

La distribución de los colores en tu dormitorio es fundamental para convertirlo en un espacio agradable de la casa. Para ello debes tener presente la regla 60-30-10 que te permitirá combinar los colores, usando tres predominantes distribuidos en los porcentajes que indican los números de esta regla.

4.- No olvides los textiles

La calidez y confort de un dormitorio se pueden lograr en gran parte con el uso adecuado de textiles, como cortinas, cojines, alfombras, entre otros. La sensación de nuestro cuerpo durmiéndose o despertando en contacto con texturas agradables sin duda aportará mucho a la comodidad y bienestar que podremos sentir en nuestra habitación.

5.- Cuida la iluminación artificial

El dormitorio requiere una iluminación general que invite al descanso, por lo que deberías utilizar ampolletas de luz cálida, de potencia baja o media. No obstante, si gustas de la lectura, deberás considerar una lámpara que te permita dirigir la luz y utilizar una ampolleta de luz blanca.