Si está evaluando la compra de una vivienda a través de un crédito hipotecario, es un muy buen momento para hacerlo, considerando las bajas históricas en las tasas de interés de este tipo de financiamiento.

Sin embargo, al momento de analizar las distintas opciones, es fundamental considerar que los seguros asociados al crédito incidirán directamente en el valor del dividendo mensual que usted pagará.

Considerando la relevancia de este tema en su decisión, en La Cruz Inmobiliaria le contamos a continuación cuáles son los seguros que se deben contratar obligatoriamente al tomar un mutuo hipotecario y qué otros seguros se pueden sumar de forma voluntaria.

Seguros obligatorios en un crédito hipotecario

Independiente del monto o características del inmueble que comprará, existen seguros que son obligatorios por ley en un crédito hipotecario: el seguro de desgravamen (fallecimiento del deudor) y el de incendio.

El primero se contrata en la institución financiera que le otorga el crédito y su pago vendrá incorporado en el dividendo mensual, mientras que el segundo lo puede contratar de la misma forma u optar por otra entidad y no necesariamente donde adquirirá el hipotecario.

Lo más importante es que usted conozca y comprenda las características, alcances y coberturas de estos seguros antes de firmar su contrato, para que busque las alternativas más convenientes y tenga claro en cuánto incrementarán su dividendo mensual.

Según datos de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, los valores de los seguros por un crédito a 20 años por ejemplo, pueden variar considerablemente entre las diferentes entidades que ofrecen créditos y pueden son un factor relevante a la hora de tomar una decisión.

A continuación, algunas de las características de estos seguros:

Seguro de desgravamen

Este seguro permite, en caso de muerte del deudor, extinguir o eliminar la deuda pendiente con el acreedor. Su contratación por ley es obligatoria para las personas que adquieren un crédito hipotecario.

En este caso debe fijarse en la forma como lo calcula la institución que le otorgará el crédito, ya que hay dos maneras: con reajuste anual por todo el plazo de la deuda o con valor fijo por el plazo total del crédito.

Seguro de incendio

Este seguro tiene como finalidad resguardar el valor de la propiedad en caso de incendio y pérdida total. También protege de daños menores, en cuyo caso la compañía aseguradora entrega el valor de los daños al banco y éste o se los entrega al dueño para que repare el inmueble o cubre la deuda del siniestro.

Este seguro puede ser contratado en el lugar que el deudor estime conveniente o a través de la entidad financiera que otorga el crédito hipotecario. En este caso, su valor es cobrado junto al dividendo.

Recuerde revisar en el contrato de este seguro, las coberturas, si hay coberturas especiales, cómo opera en caso de pérdida total, si son anuales o debe renovarlos luego de ciertos meses.

Seguros voluntarios en un crédito hipotecario

Los siguientes seguros son voluntarios y usted tiene derecho a contratarlos con otra compañía, distinta de la propuesta por el banco que otorgará el crédito.

Seguro de sismo

Es una cobertura adicional y optativa al seguro de incendio, cuyo objeto es cubrir los daños materiales que sufra el inmueble asegurado como consecuencia de un terremoto.

Seguro de cesantía

Este seguro es voluntario, tiene como finalidad cubrir las deudas del crédito ante una eventual cesantía del deudor o incapacidad de trabajar (cesantía involuntaria). No cubre en caso de renuncia.

Es importante fijarse en los requisitos para hacer efectivo este seguro, como causales de despido, presentación del finiquito y cuotas al día.