Una de las decisiones más importantes en la vida de muchas personas, es la compra de una vivienda, no solo por la relevancia que ésta pueda tener en su calidad de vida futura y la de su familia, sino también porque implica un compromiso de endeudamiento de largo plazo, en promedio entre 20 y 25 años.

Por lo anterior es muy importante analizar con detención las condiciones que los distintos bancos ofrecen para el financiamiento de la adquisición de una casa o departamento, ya que hay varios parámetros que se deben tomar en cuenta, evitando las decisiones impulsivas o con falta de información.

Habitualmente los clientes tienden a comparar los hipotecarios a partir de la tasa de interés que ofrece la entidad financiera, olvidando que hay otros factores que inciden en el costo final que tendrá el crédito y en el dividendo mensual que deberá pagar.

En un artículo del Diario Financiero, el gerente de Hipotecario de BBVA Chile, Gonzalo Esquivel señaló que “el mejor préstamo hipotecario para una persona será el que más se ajuste a su perfil. Por lo mismo, es importante considerar el dividendo o cuota mensual a pagar por este crédito, los plazos de pago y los intereses y comisiones totales”.

Cabe recordar que existen diversas alternativas de crédito hipotecario, las que varían de acuerdo a cada entidad financiera. De allí la importancia que se le da a la tasa de interés, que puede ser fija o variable, de acuerdo al plazo, y monto del préstamo.

Sin duda es fundamental que el crédito se ajuste al perfil del cliente, considerando el dividendo o cuota mensual que deberá pagar, el plazo de pago, las comisiones e intereses. No obstante, no son los únicos elementos en los que una persona se debe fijar al evaluar un crédito hipotecario, ya que existen -por ejemplo- seguros obligatorios para quienes adquieren una vivienda, como los de desgravamen, incendio y sismo, que pueden incidir de manera importante en el valor del dividendo.

El plazo que el cliente acuerda para  pagar un inmueble y financiar la deuda del crédito hipotecario es otro aspecto clave, dado que “mientras más se tarde un cliente en pagar un préstamo solicitado a una entidad financiera, se incrementará también el costo de la deuda”, señaló al Diario Financiero Gonzalo Esquivel.

Finalmente es recomendable informarse también sobre las condiciones que cada banco ofrece para el prepago del crédito hipotecario, de manera de conocer las opciones disponibles, las restricciones y las comisiones e intereses asociados.