En La Cruz Inmobiliaria somos testigos, cientos de veces al año, del proceso que realizan las familias para mudarse a su nueva casa o departamento.

El logro de un sueño y el fruto de un gran esfuerzo es un día esperado con ansias: el momento en que te cambias al que será tu hogar por un largo tiempo y en el que esperas vivir grandes momentos junto a los que más quieres.

Pese a la alegría y emoción que se viven con un nuevo hogar, el proceso de mudanza suele ser un poco estresante y complejo si no se organiza de la forma adecuada y con el tiempo necesario. Es por ello que aquí te contamos varios consejos que te ayudarán a que el cambio de casa sea mucho más tranquilo y no opaque la felicidad de este importante hito en tu vida,

1.- Sin improvisación

El cambio a tu nueva casa o departamento es un hecho demasiado importante como para improvisar. Por eso, debes iniciar el proceso previo al menos con un mes de anticipación, de forma que puedas empacar de a poco y de forma ordenada.

2.- Una oportunidad para el orden

El cambio de casa implicar revisar todas las cosas que tienes para empacarlas. Puede ser una buena oportunidad para deshacerte de aquellos objetos que ya no usas, que quedaron guardados por años y que pueden tener un mejor destino que ocupar espacio innecesario en tu hogar. Aprovecha de ordenar y descartar lo que no necesitas. Eso ayudará a que comiences de forma organizada tu nueva vida.

3.- Tu propio kit de mudanza

Necesitarás una serie de materiales para organizar y hacer bien tu mudanza. Por eso comienza a reunirlos con tiempo, sin olvidar lo siguiente:

  • Bolsas de basura (en unas puedes echar desechos y en otras, ropa u objetos que trasladarás)
  • Plumones (pueden ser de varios colores para identificar el contenido de cada caja)
  • Cinta de enmascarar (te servirá para rotular cajas y bolsas)
  • Casa de cartón medianas (las grandes pesarán mucho cuando estén llenas)
  • Papel de diario (para envolver objetos delicados)
  • Cinta de embalaje (para cerrar las cajas)
  • Tijeras

4.- Identifica y prioriza

Puedes identificar las cajas y bolsas de la mudanza indicando en su exterior categorías (por ejemplo, cocina, baño, dormitorio principal, living) y prioridad con números (por ejemplo, “cocina 1” contiene objetos que es urgente desembalar primero, mientras que “baño 3” contiene cosas que pueden esperar un tiempo antes de sacarlas de las cajas o bolsas).

5.- Lo que usarás al día siguiente

Empaca de manera diferenciada aquellas cosas que deberás usar al otro día de la mudanza. Por ejemplo, los útiles de aseo personal, un pijama, una tenida para ir a trabajar o a estudiar, papel higiénico, jabón, entre otros objetos. ¡Nadie quiere atrasarse buscando el cepillo de dientes entre decenas de cajas! Además piensa en el desayuno del día siguiente al cambio. Por eso separa té, leche, tazas, cucharas y lo que vayas a utilizar antes de desempacar todo. Lo mismo con el almuerzo, algo muy fácil de preparar y con los ingredientes previamente embalados y etiquetados aparte.

Estos consejos te servirán a disfrutar sin estrés el cambio a tu nueva casa o departamento, y a comenzar con el pie derecho esta importante etapa en la vida de tu familia.

Conoce aquí nuestros proyectos inmobiliarios en las regiones de Valparaíso y de O´Higgins.